¿Dónde ubicar las cámaras de seguridad en mi negocio?

Mantener la seguridad de un negocio es una tarea importante que se debe llevar a cabo de la manera más óptima posible teniendo en cuenta las restricciones existentes. Tal vez la restricción más importante con la que se enfrentan los administradores de puntos de venta y establecimientos de comercio es el presupuesto. A la hora de instalar las cámaras de seguridad, el presupuesto obliga a tener un número limitado de ellas, ya que por más que uno quisiera tener cada centímetro de su negocio monitoreado, cada cámara que se instale cuesta dinero, no solo para comprarla sino también para instalarla, mantenerla funcionando, y tener suficiente personal que las vigile.

Por esto es clave diseñar un plan de ubicación de las cámaras para maximizar la protección del negocio frente a posibles ataques o pérdidas. Para esto recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

Localización general

Las cámaras deben estar ubicadas en un lugar donde tengan un rango de visión amplio, hay que tener cuidado de que no haya la posibilidad de que constantemente se pongan objetos en frente de ellas que obstaculicen su visión parcial o totalmente. Se recomienda utilizar cámaras a diferentes alturas para captar varios planos de las personas que ingresan al negocio; por ejemplo, una cámara desde el techo puede tener una muy buena visibilidad, pero una cámara a nivel de los ojos te permite tener enfoques más claros de los rostros de las personas y actúa mejor como intimidador de posibles delincuentes. Hay que recordar que las cámaras tienen la labor tanto de prevenir como de investigar los incidentes de pérdidas materiales u otros más graves que pueden incluir delitos contra personas.

Otro aspecto a considerar es la ubicación de la cámara con respecto a las fuentes de luz. Por ejemplo, en muchas ocasiones se cree que es bueno tener una cámara apuntando directamente a la puerta de entrada del negocio, sin embargo, debido a la cantidad de luz que hay tras la puerta en horas del día, la imagen de las personas que ingresan puede verse demasiado oscura. Por esto es recomendable buscar un ángulo que evite el efecto contraluz, tal vez con la cámara apuntando al interior del negocio.

Además, se debe tener cuidado, en caso de que las cámaras sean inalámbricas, de que queden instaladas en sitios con buena señal de wifi o con buena conexión para la transferencia de datos.

¿Qué lugares se deben cubrir?

Las entradas/ salidas:

Por obvias razones es uno de los puntos críticos para mantener monitoreados. Así se tiene control de quien ingresa y sale de las instalaciones, quien lo hace con autorización y quién no. Además, tener cámaras a la entrada, o incluso en algunos casos tener un monitor con la imagen de varias cámaras visible, hace saber a la gente que está siendo vigilada y podría disuadir a algunos potenciales delincuentes.

Terminales POS:

En estos sitios ocurren las transacciones en dinero y con tarjeta de crédito, y por eso es un sitio frecuente donde se realizan engaños por parte de clientes y empleados.

Artículos de valor:

Si es una tienda de retail y se venden algunos artículos apetecidos por los shoplifters, se deben monitorear con cámaras. Algunos de estos artículos son: joyas, electrónicos, perfumes, entre otros.

Bodega:

Es importante vigilar esta área para evitar robos o engaños por parte de los empleados.

Vestidores:

También en el caso de retail, específicamente en las tiendas de vestuario, es muy útil tener una cámara en la entrada y salida de los probadores, ahí se puede identificar si alguien sale con un atuendo diferente al que llevaba, o algún otro comportamiento sospechoso.

 

Cada negocio es un caso puntual, y en cada uno se debe analizar el diseño del local para determinar los sitios más estratégicos para ubicar las cámaras, esperamos que estos consejos les ayuden a no pasar detalles por alto para mantener sus negocios más seguros.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *